Un bosque sin sonidos

Rhilene Confidencial #19

Por R. Bravo. Las horas no pasan esta noche en mi turno de guardia. A mi lado, Beibei sigue inconsciente. El resto está durmiendo. Coomen tiene un sueño profundo. El sueño de Laia es inquieto, se mueve mucho, balbucea e incluso sufre espasmos. No sé si despertarla.

La noche es húmeda y hay un terrible silencio. Entonces, me doy cuenta. No oigo pájaros nocturnos. No se escuchan insectos. No hay ningún sonido más allá de los que producimos nosotros. ¿Qué está pasando? Quiero despertar a alguien, tengo miedo, pero estoy… paralizado.

Cartas al director aquí.
Más información, aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *