Pinos con forma de interrogación

pines-compressor

Rhilene Confidencial #22

Por R. Bravo. La búsqueda continúa adentro en el bosque. La cazadora Laia dice que la gente de Rhilene no se atreve a venir por aquí. “Es un terreno prácticamente virgen”, explica. Ha encontrado unas pisadas. No son humanas. Tras estudiarlas, se mueve resuelta, como no la había visto desde el inicio de nuestra expedición y dice: “Creo que ya sé qué se ha llevado a los niños… y no os va a gustar”.

Tras una serie de extrañas peticiones, el jefe de expedición y guardabosques mayor, Cane Coomen, deja que Laia y Beibei sigan las huellas sin nosotros. Cane y yo continuamos con el rumbo fijado. El bosque empieza a clarear. Hemos llegado a una zona en la que ya solo hay arbustos y pinos retorcidos con forma de signo de cierre de interrogación.

Cartas al director aquí.
Más información, aquí.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *